Ayuntamiento
   Saludo
   Historia
   Símbolos
   Patrimonio
   Concejalías
   Teléfonos
  Poblaciones
   Los Barrios
   Beberino
   Buiza
   Cabornera
   Ciñera
   Folledo
   Geras
   Huergas
 

 Llombera

   Nocedo
   Paradilla
   Peredilla
   La Pola
   Santa Lucía
   Vega
   La Vid
   Villasimpliz
  Cultura
   Educación
   Bibliotecas
   Música
   Publicaciones
  Medio Ambiente
   Agenda 21
   Punto limpio
   Reserva biosfera
   Residuos urbanos
  Urbanismo
   Proyectos
   Obras
  Deportes
   Instalaciones
   Deportes
  Secretaría
   Ordenanzas
   Plenos
 
  Nuestras fiestas
   Beberino
   Ciñera
   Folledo
   La Pola
   Villasimpliz
 

 

Calidad Bernesga

 

Bio - Bernesga

 
MCTE Marca de Calidad Territorial Europea
 

Guía del Patrimonio Geológico R.B.A.B.

 

Mujer y empleo II 2011/2012

 

Plan de acción

 

Buenas prácticas

 

Buenas prácticas

 

Centro de visitantes

 

Mujer y empleo

 

Catálogo endemismos RB Alto Bernesga

 

Inventario patrimonio

 

Libro biosfera

 

Camino del Salvador

Síguenos en Facebook

 

Empresarios Alto Bernesga

 

Manual de ahorro energético 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Ahorrar energía en casa es muy fácil! Y este folleto te enseñará cómo lograrlo.

 

Verás los gastos más comunes de los aparatos domésticos. ¡Y te sorprenderá la energía que gastan algunos!

 

Si se utilizan adecuadamente, cualquiera puede ahorrar dinero. Sólo en Madrid, por una utilización indebida, se derrocha energía como para mantener iluminado el estadio Santiago Bernabeu las 24 horas del día....durante 300 años.

 

Empieza ahora mismo a ahorrar energía y estarás ayudando a la mejora del medio ambiente... mientras tú te ahorras cientos de euros en tus facturas eléctricas.

 

Hacer un buen uso de la energía eléctrica ayuda a reducir la contaminación y las emisiones de los gases responsables del efecto invernadero.

 

 

El hogar

 

Bienvenidos a un hogar de cuatro personas.

 

Puede que el tuyo no sea igual. En esta casa podremos hallar los elementos consumidores de energía que pueden encontrarse en cualquier hogar español.

 

Debes saber: 

  • Que el consumo de energía variará dependiendo de la región climática en que vivas.

  • Que en España, debido a la bonanza económica, hemos iniciado un proceso de consumo de energía excesivo e inadecuado, lo que crea dificultades para una mejor situación socioeconómica común,

  • Que un uso inadecuado de la energía provoca a veces situaciones no deseables, como las interrupciones del suministro eléctrico u otras alteraciones.

Cuando uno ahorra ayuda al personal

 

Saben que la energía es un bien escaso, apreciable y conservable. Y por eso en su casa, a lo largo de los años, han aplicado medidas razonables en el consumo energético.

 

Hoy no sólo viven en una confortable, sino que ahorran en sus facturas eléctricas, y ayudan así a que el país ahorre en esa gran factura, de miles de millones de euros, que supone la importación de las materias primas energéticas.

 

Ahorrar energía es una necesidad. Si consumimos menos electricidad reduciremos las emisiones de gases que producen el efecto invernadero y el consiguiente aumento global de la temperatura del Planeta.

 

Así que vamos a recorrer un hogar de cuatro personas, para conocer sus costumbres y sus necesidades en el empleo de la energía, y lo que eso cuesta a su economía.

 

¿Has calculado alguna vez lo que se puede ahorrar en cada aparato? ¿O en la calefacción? ¿O en la refrigeración?

 

Conozcamos su experiencia y sus consejeros para vivir mejor y gastar menos.

 

Ahorrar energía en el hogar es bienestar para todos

 

 

La cocina

 

Cada dos meses gastan en el uso de la electricidad para la cocina unos 37,74€ en verano, y unos 40,80€ en invierno.

 

Al bimestre les cuenta:

  • Cada llenado del fregadero con agua caliente 0,04€, el fregado con agua caliente 5,72€

  • El ventilador y la luz de la campana extractora 0,81€

  • La cocina vitrocerámica 10,31€

  • La cafetera eléctrica (utilizada unas 5 veces al día) 2,29€

  • La tostadora 0,95€

  • El lavavajillas utilizado a plena carga 4 veces a la semana 3,30€

  • 3 bombillas incandescentes de 75 W (encendidas 3 horas al día) 3,21€

  • El microondas (utilizado para un 10% de las necesidades de la cocina) 1,01€

  • Un frigorífico de dos puertas con deshielo cíclico 8,60€

Podrías ahorrar energía y dinero si sigues estos consejos:

 

Consejos Generales

  • Al comprar un electrodoméstico, escoge el que posea una mejor calificación energética, desde la A hasta la G.

  • A la hora de comprar un electrodoméstico, fíjate en su potencia y no adquieras nunca un modelo que exceda a tus verdaderas necesidades.

  • Mantén desenchufados de la toma de corriente aquellos aparatos que nos necesiten estar conectados continuamente.

  • Alarga la vida de los aparatos que tienes mediante un buen uso de los mismos y un correcto mantenimiento.

Frigorífico

  • No dejes abierta la puerta y asegúrate de que cierra herméticamente.

  • Descongélalo cuando se haya formado una capa de hielo de 5mm.

  • Ajusta la temperatura de la nevera a unos 5º C y la del congelador a –18ºC.

  • Asegúrate de que tiene suficiente espacio por arriba, por detrás y a los dados para dejar salir el aire caliente.

  • Al introducir alimentos en el frigorífico asegúrate de que están a temperatura ambiente.

Cocina

  • Utiliza el horno y el grill lo menos posible. Es preferible emplear el microondas.

  • Hierve sólo la cantidad de agua necesaria.

  • No abras la puerta del horno cuando lo estás utilizando, y comprueba que está bien cerrada.

  • Elige un horno con ventilación forzada.

  • Emplea cacerolas y sartenes adecuadas al tamaño de los quemadores. Y usa sus tapas.

  • Coloca el frigorífico lejos de cualquier fuente de calor para que mejore su rendimiento de trabajo.

  • La olla a presión es la manera más eficiente, desde el punto de vista energético de cocinar.

  • Utiliza el calor que todavía hay en la placa para los últimos minutos de cocción.

  • Planifica con antelación lo que vas a cocinar y, si está congelado, descongélalo en el frigorífico.

Lavavajillas

  • Enjuaga los platos con agua fría.

  • Coloca los platos y los vasos en su interior con arreglo a las instrucciones del fabricante.

  • Utilízalo a plena carga.

  • Usa modalidades como carga pequeña o media carga, enjuagado de ciclo corto, o apagado en mitad del ciclo, para ahorrar energía.

  • Existen modelos en el mercado de bajo consumo de energía y agua, aunque su precio sea más elevado, los ahorros que proporcionan con su uso, los convierten en los más económicos.

Sistemas de agua caliente

  • Si te vas a ausentar unos días, apaga el calentador de agua caliente.

  • Usa aislamientos adecuados para no perder calor en tuberías, acumuladores o depósitos.

  • Instala un grifo de flujo reducido en el fregadero.

  • Arregla rápidamente un grifo si tiene pérdidas.

  • Controla la presión de los grifos para reducir el consumo.

  • Una temperatura de hasta 40º C, es mas que suficiente no sólo para la higiene sino también para la sensación de comodidad.

  • Usa válvulas mezcladoras a la salida del termo para mantener el agua de salida a la temperatura adecuada.

 

La sala de estar

 

Cada dos meses gastan en el uso de la electricidad para la sala de estar unos 36,62€ en verano, y unos 50,20€ en invierno.

 

Al bimestre les cuesta:

  • El equipo estéreo (utilizado 3 horas al día) 1,53€

  • El aire acondicionado (en verano) 49,50€

  • El aire acondicionado (utilizado 5 horas al día) 0,45€/día

  • El ventilador de techo (utilizado5 horas al día) 2,52€

  • Tres bombillas incandescentes de 60W (utilizadas 5 horas al día) 4,27€

  • La calefacción por acumulación 40,38€

  • Un acuario con regulador de temperatura entre 1,12€ y 1,88€

Podrías ahorrar energía y dinero si sigues estos consejos:

 

Consejos Generales

  • Instala difusores o interruptores bidireccionales

  • Sustituye las bombillas de filamento incandescente por otras menor consumo o por lámparas fluorescentes compactas.

  • Vacía y sustituye las bolsas de la aspiradora con regularidad.

  • Desconecta la TV, el vídeo y el equipo de estéreo desde el interruptor de cada aparato, para evitar consumos fantasmas.

¿Qué es el consumo fantasma?

 

Muchos aparatos (TV, video, microondas, contestador automático, consola de videojuego....) siguen consumiendo energía si permanecen enchufados a la toma de corriente. A ese consumo se lo denomina consumo fantasma.

 

Desconéctalos cuando permanezcas fuera de la vivienda durante largos periodos de tiempo y no los estés utilizando. Tu economía y la del país te lo agradecerán.

 

En verano

  • Utiliza el ventilador del techo en lugar del aire acondicionado.

  • Fija la temperatura del aire acondicionado entre los 24º C y los 27º C. Y cierra todas las puertas y ventanas

  • Durante el día cierra las ventanas y las cortinas. Y ábrelas de noche para que entre un aire más fresco.

  • Ventila la casa a primera hora de la mañana, cuando la temperatura es más fresca.

  • Aísla el techo y proporciona sombra a tus ventanas para impedir la infiltración del sol.

En invierno

  • Utiliza en las ventanas cortinas largas con rieles que cierren bien para reducir la pérdida de calor.

  • Ajusta la bomba de calor entre los 18º C y los 22º C.

  • Utiliza el ventilador de techo a baja velocidad y en sentido inverso para que circule el aire caliente.

  • Aísla el techo.

  • Cierre todas las ventanas y puertas de la habitación para que se caliente.

  • La mitad de la energía necesaria para calentar una casa, se escapa por puertas, rendijas y ventanas. Aislar es la palabra clave para ahorrar energía.

  • Instala dobles ventanas o doble acristalamiento. Reducirás el consumo de calefacción en un 20% y evitarás ruidos molestos.

  • No cubras los radiadores, y así facilitas la propagación del calor por la habitación.

  • Cierra los radiadores o baja la temperatura de las habitaciones que no se utilizan.

 

El cuarto de baño y los servicios

  • La lavadora (utilizada diariamente con el ciclo de agua normal 60º C con prelavado) 9,51€

  • La secadora de ropa (utilizada tres veces por semana, a 0,31céntimos la carga) 7,44€

  • La plancha (utilizada diariamente una hora) 5,41€

  • Una bombilla de 100 W (usada una hora al día) 0,48€

  • Una ducha (de tres minutos al día) 4,33€ por persona

  • La ventilación del cuarto de baño 2,09€

  • El agua caliente del lavabo 1,81€

  • Un calentador eléctrico de láminas metálicas (1/2 hora al día) 3,17€

  • Un baño al día con agua caliente con termo eléctrico sin acumulación 16,25€

  • El secador del pelo y/o la maquinilla de afeitar 0,50€

Podrías ahorrar energía y dinero si sigues estos consejos:

 

Lavado y secado de la ropa

  • Lava en agua fría utilizando las características de tu lavadora y los detergentes adecuados.

  • Lava una carga completa de ropa, pero sin sobrecargar la lavadora.

  • Utiliza preferentemente tu cuerda de tender a la secadora.

  • Pon una cuerda de tender a cubierto, para un secado natural en días de lluvia.

  • Nunca sobrecargues la secadora o metas en ella ropa chorreando.

  • Limpia siempre el filtro después de su uso.

  • Programa la lavadora en tarifa nocturna, si la tienes contratada.

  • Al comprar una lavadora o secadora comprueba su etiquetado energético, y considera la compra de una lavadora de carga frontal.

  • Un buen programa de centrifugado en la lavadora puede evitar el uso de la secadora.

Planchado

  • Plancha en primer lugar las prendas que necesiten de menor temperatura de planchado.

  • Evita usar la plancha para una sola prenda y humedece facilitar su planchado.

  • Plancha grandes cantidades de ropa en cada sesión para no gastar energía con cada calentamiento de la plancha.

  • Apaga la plancha si vas a interrumpir la tarea.

  • Dobla cuidadosamente la ropa lavada para planchar menos.

Baño

  • Instala una alcachofa de baño de buena calidad y de flujo reducido.

  • Pon un tapón al lavabo para evitar que el agua se pierda por el desagüe.

  • Arregla rápidamente las fugas de los sanitarios.

  • Desenchufa todos los aparatos de la toma de corriente.

  • Utiliza el secador de pelo en la opción de menor calor.

  • Procura utilizar la ducha antes que el baño, consume menos agua y por lo tanto menos energía para calentarla.

No tires dinero por el desagüe, 60 gotas por minuto suponen al año 9.000 litros de agua. Si se trata de agua caliente, se perderán por el desagüe 30,80 €

 

Consejos de seguridad

  • Los filtros obturados de una secadora son causa frecuente de incendios domésticos.

  • Si te vas a ausentar por vacaciones, cierra la llave de paso del agua para evitar fugas.

 

Los dormitorios

 

Cada dos meses, gastan en el uso de la electricidad en su dormitorio y cuarto de estudio, unos 9,35 € en verano, y unos 8,76 € en invierno.

 

Al bimestre, les cuesta:

  • Tres bombillas de 60 W (1,5 horas por noche) 1,28 €

  • El reloj eléctrico 0,57 €

  • Una manta eléctrica individual 1,47 €

  • Una manta eléctrica doble 1,59 €

  • Una bombilla de 100 W (3 horas por noche) 1,42 €

  • El radiocasete 1,07 €

  • El ordenador (utilizado 10 horas a la semana) 1,36€

  • La lámpara de sobremesa (2 horas por noche) 0,60 €

  • Un ventilador (funcionando 8 horas por noche) 3,05 €

Consejos Generales

  • Apaga todas las luces al salir de la habitación.

  • Utiliza colores claros para decorar los dormitorios, favorece el aprovechamiento de luz.

  • Abre las persianas y cortinas en invierno para favorecer la entrada de luz natural y procura tener sombra sobre las ventanas en verano para que no se recaliente la habitación.

  • Desconecta de la toma de corriente las radios, televisiones equipo estéreo, videojuegos y demás aparatos cuando permanezcas durante largo tiempo fuera de casa.

  • Utiliza la manta eléctrica sólo como calentador. Apágala, y pon una manta adicional, al irte a la cama.

  • Instala un difusor de luz para reducir el gasto de las lámparas incandescentes.

  • En invierno bastan 10 minutos para ventilar una habitación.

  • Abre visillos y cortinas para aprovechar la luz natural siempre que puedas, reduce la fatiga visual y reduce el consumo energético.

Consejos de seguridad

  • Instala un interruptor de seguridad para proteger los circuitos eléctricos.

  • Si utilizas estufas de gas en el dormitorio, apágalas durante la noche.

 

Zona exterior

 

Jardin y piscina

 

Cada dos meses gastan, en el uso de la electricidad en el jardín y en la piscina unos 29,95 € en verano, y unos 15, 97 € en invierno.

 

Al bimestre, les cuesta:

  • Una lámpara exterior de 150 W (2 horas cada noche) 1,43 €

  • La bomba para la piscina (durante 8 horas al día) 28,52 €

Podrías ahorrar energía y dinero si sigues estos consejos:

 

Iluminación

  • Instala interruptores programables y bidireccionales, y sensores de movimiento y de luz de día.

  • Asegúrate de que los niveles de iluminación son adecuadas y que las luces se apagan cuando no son necesarias.

  • Limpia los focos una vez al año, o con más frecuencia si es necesario, y quita la vegetación próximo a ellos.

  • Sustituye las lámparas de incandescencia por otras fluorescentes compactas en donde sea posible.

  • Utiliza lámparas prismáticas compactas fluorescentes en las zonas protegidas de la intemperie.

  • Antes de instalar una nueva luminaria, consulta en una tienda especializada en iluminación la lámpara de bajo consumo energético que más se adapte a tus necesidades. Existe una gran variedad en el mercado.

Piscinas y Baños

  • Instala un temporizador programado adecuado para funcionar el tiempo mínimo recomendado en cada estación (6-8 horas en verano, y 2-4 horas en invierno).

  • Comprueba que el tamaño del sistema se filtrado e instalación son correctos.

  • Procura que el agua de la piscina se caliente por energía solar en vez de por gas o electricidad.

  • Cubre las zonas de baño con una manta térmica, y reducirás a la mitad los costes del calentador. Y apaga éste si no lo vas a utilizar durante un tiempo.

  • Fija la temperatura de los baños en un nivel mínimo cuando no están en uso y enciéndelos una hora antes de su utilización.

  • Conecta la piscina y los baños a la tarifa reducida.

Consejos de Seguridad

  • Mantén los aparatos eléctricos y cables lejos de la piscina.

 

Refrigeración en verano

 

Para lograr una casa fresca y confortable basta con aplicar unos criterios eficientes de diseño en el uso de la energía y adquirir unos equipos de refrigeración adecuados.

 

Diseño del Hogar

  • Lo más efectivo es incorporar algunas características de ahorro energético a tu hogar durante el diseño o la edificación del mismo.

  • En invierno la pared que reciba mayor radiación solar es la orientada hacia el sur, instala grandes ventanas en esa orientación. Al norte reduce los espacios acristalados.

  • Instala aislamientos con el valor recomendado “R” en techos y paredes para mantener las habitaciones hasta 10º C más frescas.

  • Diseña puertas interiores y aberturas que permitan pasar la brisa a través de las zonas habitadas.

  • En las partes oeste y sur, utiliza suelos de losas de cemento y paredes internas de materiales pesados, como el ladrillo.

  • En climas húmedos y calientes, emplea materiales ligeros de construcción, como la madera, con suelos elevados.

  • El uso de ventanas en techos y buhardillas puede ser fuente importante de acumulación de calor.

  • Instala ventanas galería en las paredes orientadas al norte para ganar calor en invierno y luz en las habitaciones orientadas al sur.

Hay muchos modos de aplicar principios de diseño energéticamente eficientes para tu hogar:

  • Instala en los techos el aislamiento con el valor recomendado “R”

  • Haz que las ventanas orientadas al este y al oeste tengan sombra con dispositivos de protección, como persianas, toldos y contraventanas.

  • Donde sea necesario, proporciona una sombra adicional a las ventanas orientadas al norte y al sur, mediante pérgolas, voladizos o porches.

  • Selecciona las plantas adecuadas y colócalas de manera que te proporcionen el máximo frescor en verano y te protejan de los vientos fuertes.

  • Reduce el consumo de agua regando en las primeras o las últimas horas del día. Emplea preferentemente métodos de riego que permitan ahorrar agua.

  • Si colocas plantas de hoja caduca y trepadoras en el lado norte tendrás más luz y calor en invierno.

  • Instala películas reflectoras en las ventanas orientadas al este y al oeste.

  • Si piensas sustituir las ventanas orientadas al sol, utiliza vidrios tintados para reducir la acumulación de calor.

  • Protege del sol las ventanas de techo y pon claraboyas, preferiblemente externas, para reducir la acumulación de calor.

  • Evita el pavimentado o el hormigón delante de las ventanas para reducir el calor que reflejan hacia tu casa.

  • Sella bien todos los huecos alrededor de ventanas, zócalos, cornisas y distintos materiales de la pared para mantener fuera las corrientes de aire caliente.

  • En los días cálidos, cierra puertas, ventanas, cortinas y persianas para evitar que el calor entre en la casa.

  • Abre puertas, ventanas, cortinas y persianas en cuanto haga menos calor en el exterior para que éste pueda salir.

  • Considera la conveniencia de dejar abiertas las ventanas durante la noche para que salga el aire caliente y la casa se enfríe. El uso de ventiladores extractores puede ayudar a que el proceso sea más rápido, especialmente en noches tranquilas o si tus ventanas no están orientadas en la dirección de las

  • brisas frescas.

  • Cierra las habitaciones que no utilices para ayudar a mantener más frescas las zonas habitadas de la casa.

  • Instala tiras aislantes en ventanas y puertas que dan al exterior o están en zonas de mucha ventilación, como baños y cuartos de lavandería.

  • En zonas interiores orientadas al sur construye paredes internas de ladrillo y/o sustituye los suelos de cemento por losas para reducir la temperatura durante el día.

 

Aparatos de refrigeracion

 

Si necesitas una refrigeración adicional en tu casa, puedes utilizar diversos aparatos. La mejor opción depende del clima , del diseño de tu vivienda, de tu estilo de vida, y, por supuesto, del presupuesto disponible. Estas son algunas ideas para ayudarte a elegir mejor:

 

Ventiladores

  • Son ideales, día y noche, para las habitaciones bien aisladas y sombreadas.

  • Su precio es razonable.

  • Los costes de explotación son bajos.

  • Los hay en unidades portátiles o montadas en la pared.

Evaporadores

  • Recomendables para climas cálidos y secos.

  • Su precio varía entre unos 176 € de una unidad portátil y unos 3.080 € de un sistema de conducciones para una casa normal.

  • Los costes de explotación son razonablemente bajos (menos de la mitad, considerando la electricidad y el agua, que el de los aparatos de aire acondicionado).

  • Deben trabajar con ventilación externa (puertas o ventanas abiertas).

  • Hay que limpiarlos a fondo al final de cada estación, o de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Aire Acondicionado

  • Existen varios estilos y capacidades.

  • Su precio varía entre unos 264 € de una unidad de dormitorio peque-a y unos 7.040 € de un sistema de conducciones.

  • Los costes de explotación son altos, sobre todo en climas muy cálidos y húmedos.

  • Filtra el aire de la habitación, eliminando polvo, pelusa, pelo y polen en suspensión.

  • El control termostático permite seleccionar la temperatura deseada.

  • Debe situarse en el lado sombreado del edificio o estar protegido del sol. Asegúrate de que no interrumpe el flujo del aire.

  • Mantén las ventanas y puertas cerradas. Cierra las cortinas en los días cálidos del verano y en los fríos del invierno.

  • Si el aparato posee tablillas ajustables, oriéntalas hacia el techo para refrigerar y hacia el suelo para calentar.

  • Limpia el filtro siguiendo las instrucciones del fabricante.

Bomba de Calor Reversible

  • Tiene la ventaja de funcionar como fuente de calor en invierno y fuente de frío en verano.

  • Hay gran variedad de modelos y sistemas de climatización.

  • Posee un elevado rendimiento, capaz de proporcionar varias veces su consumo de energía.

  • Su precio es asequible para una economía media (400 € por KW instalado para aparatos con una potencia inferior a 5 KW).

  • Puedes controlar tanto su temperatura con su tiempo de funcionamiento.

  • Su tamaño es reducido. El nivel de ruidos es bajo. La instalación es muy sencilla.

 

Calor en invierno

 

La calefacción de la casa, aunque no es necesario durante muchos meses, representa más o menos un 15% de tu factura eléctrica.

 

Diseño de la casa

  • Aísla el techo y las paredes, y en zonas muy frías aísla también el suelo.

  • Sella los huecos (alrededor de puertas y ventanas, entre el piso y los zócalos....) para impedir la formación de corrientes.

  • Utiliza suelos de losas de cemento y material pesado de construcción en el interior. Absorben y guardan el calor durante el día, y reducen su pérdida por la noche.

  • Instala cortinas gruesas , que ajusten entre si y que cuelguen de un riel o desde un saliente hasta el suelo, para reducir la fuga de calor por las ventanas.

  • Ponte ropa de abrigo para el frío. Es mucho más barato que recurrir a la calefacción para estar caliente.

  • Emplea a baja velocidad ventiladores de techo reversibles para que circule el aire caliente por toda la habitación.

  • Cierra la habitación que estés calentando. Es más eficaz calentar una habitación pequeña que un espacio grande y abierto.

  • Al seleccionar un sistema de calefacción, asegúrate de que es el mas adecuado para el tamaño de la habitación , la actividad que realizas en ella y para la seguridad.

Tipos de calefacción

 

La calefacción por radiación (radiadores eléctricos, radiadores de gas, chimeneas y calentadores de hidrocarburo) calienta antes los objetos que el aire. Es muy adecuada para proporcionar una calefacción individual inmediata en habitaciones grandes en las que las personas no tengan mucha actividad.

 

La convección forzada (convectores eléctricos, acondicionadores de aire de ciclo inverso, calentadores de gas y la mayor parte de los calefactores móviles) dispone de un ventilador que fuerza la entrada de aire a un calentador, donde éste se calienta y es devuelto al exterior como aire caliente.

 

Estos calentadores están diseñados para calentar el aire de la habitación y son adecuados para habitaciones en las que las personas se muevan mucho.

 

Los calentadores por convección (ciertos calentadores eléctricos, de gas o de gasóleo, estufas de combustión lenta y algunos bancos calefactores) hacen circular aire caliente por la habitación mediante corrientes de aire naturales.

 

Los paneles y columnas rellenos con aceite se calientan lentamente, por lo que son adecuados para calentar habitaciones pequeñas durante largos períodos de tiempo.

 

Especialmente si varias personas utilizan esas habitaciones. Casi todos poseen control termostático. Su temperatura de superficie poco elevada los hace seguros para niños pequeños.

 

La calefacción por conducción (mantas eléctricas y recipientes de agua caliente) transmite el calor directamente al cuerpo. Es ideal para el uso personal.

 

La bomba de calor absorbe calor gratuito del exterior, mediante un compresor, y lo cede al interior de la vivienda. Es interesante su uso con la calefacción por suelo radiante, que requiere temperaturas de sólo 30º-35º C.

 

El uso más habitual de las bombas de calor es como unidades climatizadoras individuales de baja potencia. Poseen también la ventaja de poder funcionar en forma bivalente alternativa con una inversión económica inferior, siendo su funcionamiento más sencillo, su C.O.P. más alto, y su rendimiento de caldera mejor. También pueden ser utilizadas en grandes instalaciones.

 

 

Iluminacion del hogar

 

Apagar las luces

  • Anima a toda tu familia a que apague las luces de una habitación si la va a abandonar por tiempo superior a unos minutos. Dejarlas encendidas cuando no hay nadie es un despilfarro de energía y de dinero.

  • Apagar y encender las lámparas incandescentes no gasta más electricidad. Encender y apagar un fluorescente, aunque es más económico, si consume, en cambio, cierta cantidad de electricidad y reduce su ciclo de vida.

  • Utiliza programadores y sensores de luz diurna o de movimiento para la iluminación externa y de seguridad.

  • Usa iluminación de trabajo, como la de sobremesa, en vez de iluminar toda la habitación.

  • Instala interruptores bidireccionales en las habitaciones con más de una puerta, y en escaleras y pasillos.

  • Usa temporizadores de pulsador y sensores de luz. Son ideales para escaleras y garajes.

 

Puntos de iluminación y lámparas eficientes

  • Utiliza lámparas fluorescentes en donde sea posible, sobre todo en zonas en las que se enciende la luz más de una hora cada vez. Estas lámparas utilizan una potencia cinco veces menor y duran ocho veces más que las bombillas ordinarias.

  • Utiliza lámparas incandescentes dela menor potencia posible para iluminar bien la zona que precises.

  • Sustituye los tubos fluorescentes antiguos (40W y 20W) por otros más modernos y de menor potencia (36W y 18W). Proporcionan igual cantidad de luz y consumen menos electricidad.

  • Evita el uso de lámparas de muchas bombillas, como los candelabros.

  • Las lámparas fluorescentes de alta eficiencia multifósforo o trifósforo ofrecen una calidad de luz diurna excelente. Son adecuadas para comedores y lugares en los que se realice costura. Consumen la misma electricidad que los fluorescentes tradicionales, pero proporcionan un 15% más de luz y mantienen ese rendimiento tras varios años de uso.

  • Limpia las lámparas y tulipas con frecuencia. Utiliza preferentemente tulipas de colores claros.

  • La vida útil de las lámparas permite conocer el momento en el cual conviene sustituirlas para mantener su rendimiento nominal y así ahorrar siempre energía.

 

Frigorificos y congeladores

 

Selección del aparato

 

Al funcionar día y noche durante todo el año, la refrigeración tiene un coste energético alto (casi la quinta parte del consumo en un hogar tipo), por lo que hay un gran potencial para el ahorro.

  • Al elegir un frigorífico o congelador , debes considerar el tamaño que realmente necesitas y comprobar que cabe en la cocina. Debes tener también en cuenta las características importantes para ti, como que el congelador esté separado, o que esté libre de formación de hielo, o que cuente con secadores de comida, acondicionador de mantequilla u otras cualidades.

  • El siguiente asunto importante es la Calefacción Energética (ver el siguiente apartado), fundamental a la hora de escoger el tamaño y el tipo de unidad que necesitas.

  • El consumo de energía de una unidad de refrigeración dependerá de la región o zona en que habites.

 

Consejo para una mayor eficiencia:

  • Lee el manual del fabricante para conocer los controles y cualquier instrucción especial.

  • Asegúrate de que las juntas de la puerta o tapa ajusten bien con el marco. Para comprobarlo, pon un trozo de papel en el cierre. Si se sujeta firmemente, el cierre es bueno.

  • No guardes muy juntos los paquetes de comida porque eso limita el contacto con el aire frío.

  • Abre la puertas de la nevera y del congelador lo menos posible.

  • En tiempo cálido, el calor se introducirá más rápidamente en cada apertura.

  • Conserva una lista con apuntes sobre el lugar en el que guardas los alimentos en el congelador para abrirlo el mínimo de tiempo.

  • Descongela el congelador antes de que el espesor del hielo alcances los 5 mm. El mejor momento para hacerlo es cuando la cantidad de alimentos almacenada sea pequeña.

  • Sitúa la nevera en una posición fresca y bien ventilada, lejos de la luz solar y del horno.

  •  Guarda un espacio razonable entre los condensadores y la pared para que el calor se disipe. Y haz lo mismo con la parte superior (150 mm) y las partes laterales del frigorífico.

  • Mantén limpios de polvo o pelusa los condensadores de la parte trasera. Algunas neveras y congeladores los tienen bajo la caja externa, pero también los debes mantener limpios.

  • Limpia las salidas de los frigoríficos de ventilación frontal con regularidad.

  • No sitúes la nevera junto a puntos de calor o ante una pared que no esté aislada del sol.

  • Si el funcionamiento del frigorífico se interrumpe , mantén la tapa o puerta cerrada hasta que se corrija el problema.

  • Si la nevera o el congelador dejan de funcionar, comprueba que el interruptor general está abierto, que el enchufe está firme en su sitio, que el termostato está bien ajustado, que el fusible no se ha fundido y que no hay un apagón en la zona.

 

Las estrellas del frió

 

Indican las funciones que tienen los aparatos de congelación y los compartimentos a baja temperatura.

 

Estrellas

Congelar

Conservar

Temperatura

Duración del congelado

****

Si

Si

- 18 ºC

Hasta un año (*)

***

No

Si

- 18 ºC

Hasta un año (*)

**

No

Si

- 12 ºC

Hasta un mes

*

No

Si

- 6ºC

Hasta una semana

 

(*) Ver la duración aconsejada en las instrucciones

 

 

Etiquetas de calificación energética

 

Al comprar un nuevo aparato, lo mejor es elegir el que emplee la menor cantidad de energía para tus necesidades. Así ahorrarás dinero.

 

Es útil considerar que:

  • Aunque el precio de un aparato energéticamente eficiente sea más alto que otro de menor eficiencia, a medio plazo te ahorrarás más dinero que el que estás gastando en la compra.

  • Las Etiquetas de Calificación Energética están para ayudarte a hacer una elección correcta. Las verás adheridas a neveras, congeladores, aparatos de aire acondicionado, lavavajillas, lavadoras y secadoras.

  • Las etiquetas tienen una parte común , que hace referencia a la marca, denominación del aparato y clase de deficiencia energética. Existen 7 clases de eficiencia, identificadas por un código de letras y colores.

  • Muchos calentadores de gas y sistemas de agua caliente por gas tienen un etiquetado similar al de los aparatos eléctricos.

Consejos de Compra

  • Estudia tus requisitos, necesidades y requerimientos.

  • Decide el tamaño o la capacidad del aparato según el uso que le vayas a dar.

  • Comprueba que tiene las características que deseas.

  • Examina la calificación de varios modelos de marcas del mismo tipo y tamaño.

  • Elige el aparato más eficiente energéticamente de entre los que se ajustan a tus necesidades.

La relación entre porcentaje de ahorro del consumo y el grado de calificación energética es la siguiente:

 

Calificación Energética

 

    Más eficiente

 

TIPO A

Consume menos del 55% del consumo medio de aparatos similares.

TIPO B

Consume entre el 55% y el 75% del consumo medio de aparatos similares.

TIPO C

Consume entre el 75% y el 90% del consumo medio de aparatos similares.

TIPO D

Consume entre el 90% y el 100% del consumo medio de aparatos similares.

TIPO E

Consume entre el 100% y el 110% del consumo medio de aparatos similares.

TIPO F

Consume entre el 110% y el 125% del consumo medio de aparatos similares.

TIPO G

Consume más del 125% y del consumo medio de aparatos similares.

 

Menos eficiente

 

Estos porcentajes son relativos a frigoríficos y congeladores. Para lavadoras y secadoras, la pertenencia a una calificación u otra se determina por el consumo de energía por Kg. De carga en un ciclo normal de algodón.

 

Existen electrodomésticos de clasificación A+ y A++ que poseen una eficiencia superior a la exigida para pertenecer a la clase A.

 

 

Sistemas de agua caliente

 

La calefacción con agua caliente puede suponer hasta el 30% del gasto energético de un hogar. Por tanto, una buena elección al comprar un sistema u otro de agua caliente puede suponer una diferencia importante en tu factura energética doméstica.

 

La cantidad de agua caliente utilizada en un hogar varia mucho al depender de la cantidad diaria de los baños, el lavado de la ropa, o el uso de la cocina o del lavavajillas. Una familia promedio utilizada unos 150 ó 200 litros de agua caliente al día.

 

La cantidad de agua caliente consumida depende también considerablemente de los usos, las costumbres y los hábitos de consumo.

 

Al instalar un sistema de agua caliente en una casa, o al sustituir el antiguo, debes pensar bien cuál es el más adecuado para tus necesidades. No solo te enfrentas al coste inicial, sino a un compromiso para los siguientes 10 ó 15 años de vida del sistema.

 

Las principales fuentes de energía para los sistemas de agua caliente son: la electricidad, el fuel, el gas, la energía solar y la madera.

 

La energía solar, opción con futuro

 

La energía solar térmica es actualmente la mejor opción. Hoy en día los equipos de energía solar térmica para calentar agua disponibles para uso en las viviendas han alcanzado un pleno desarrollo tecnológico. Los rendimientos de los sistemas y los precios de mercado de los mismos se sitúan en unos valores que hacen que, en la mayoría de los casos, se convierta con diferencia en la mejor opción.

 

Las grandes ventajas de la utilización de la energía solar térmica para calentamiento de agua:

  • La opción más económica: El precio de mercado del sistema es competitivo frente a las otras opciones, pero además, al ser la energía procedente del sol gratis, el coste asociado al consumo de energía para la obtención de agua caliente es nulo. Si se considera añadido el coste de mantenimiento y el de utilización de la energía auxiliar de apoyo en los momentos de menor radiación, la factura energética asociada se reduce en más de un 80% frente al de otras opciones.

  • Fiable: Si el sistema está adecuadamente dimensionado, no faltará agua caliente ni de día aunque esté nublado, ni de noche.

  • Estos sistemas transforman la radiación solar que reciben en calor. Este calor es transferido para calentar el agua que consumimos. Por lo tanto no se produce perjuicio al medio ambiente, pues no existen emisiones de CO2 ni de otros gases de efecto invernadero, que tanto dañan nuestro entorno.

 Tipos de sistemas de agua caliente por energía solar

  • Termosifón, que puede estar acoplado con el depósito en el tejado sobre los paneles o con el depósito situado en el interior del tejado y sobre los paneles.

  • De circulación forzada (bombeo), en el que los paneles están situados en el tejado y el depósito al nivel del suelo. Una pequeña bomba hace circular el agua a través de los paneles en el tanque.

  • De bomba de calor amplificada por la energía solar, que utiliza paneles intercambiadores de calor para absorber la energía calorífica del aire atmosférico.

 Consejos para los sistemas de agua caliente por energía solar

  • Asegúrate de que el sistema está instalado adecuadamente, confía en los instaladores.

  • Cuando sea posible, realiza las tareas que requieran agua caliente al principio del día. Esto permite que el agua del depósito vuelva a calentarse por el sol en un corto espacio de tiempo.

  • El ajuste recomendado para el termostato del amplificador es de unos 60º. A menor ajuste, menor energía utilizada para complementar el calentamiento por acción del sol.

  • Ahorra agua caliente utilizándola eficientemente.

  • Sigue las recomendaciones del fabricante para el mantenimiento del sistema.

  • Elige cuidadosamente el amplificador.